martes, 28 de septiembre de 2010

Sobran las razones. Huelga-pantomima NO.

(Propaganda de los históricos Sindicatos Libres carlistas, su encarnación persigue al anarquismo, el separatismo, la masonería, el comunismo y a los usureros. Como arma la Unión Obrera su periódico-portavoz)

Los trabajadores carlistas hacemos un llamamiento al resto de trabajadores españoles para que no secunden la huelga pantomima de UGT y CC.OO. Las razones son múltiples, pero destacamos fundamentalmente:

1. La absoluta falta de representatividad y legitimidad de dichas sindicatos. Apenas militan en ellos el 10% de los trabajadores asalariados, en la mayoría de casos porque darse de alta en dichos sindicatos es condición indispensable para participar en ciclos formativos, tener acceso a bolsa de trabajo o asesoría jurídica, que son derechos que debería tener todo trabajador sin intermediación. En el caso de trabajadores autónomos ni el 1% están afiliados a ellos. Su falta de legitimidad deriva de su manifiestas ideologías disolvente, socialista y comunista. Esos despreciables sindicatos son fachada para la promoción de activismo laicista, anticatólico, separatista en muchas regiones, etc. También han sido un importante apoyo a la invasión extranjera de España, promoviendo una inmigración descontrolada en detrimento de todos los trabajadores, tanto nacionales como extranjeros, así como el establecimiento de contingentes de extranjeros hostiles a nuestra civilización.

2. La colaboración de estos sindicatos (UGT y CC.OO.) en la deriva ruinosa a que el gobierno (de ocupación) del PSOE ha condenado a España; así como en la destrucción de la protección social, el pisoteo de los derechos sociales y el expolio fiscal a las rentas medias y bajas. De hecho esta huelga no se plantea contra el gobierno del PSOE, sino que ha sido debidamente pactada con dicho gobierno (del cual las mafias sindicales UGT y CC.OO. son parte) con el ánimo de distraer las reivindicaciones de los trabajadores asalariados y autónomos. Con la pantomima del 29-S se pretenden calmar los crispados ánimos a los que la nefasta gestión pública del PSOE nos ha conducido. Haciendo como que se protesta para perpetuar la gran mentira socialista.

En el contexto de la injusticia liberal la huelga es un instrumento legítimo de lucha obrera, que los sindicatos carlistas (los Sindicatos Libres o el Movimiento Obrero Tradicionalista) han usado cuando ha procedido. Sin embargo por las razones expuestas no podemos participar de esta gran farsa del 29-S. La rechazamos como hacen la mayoría de los sindicatos y la mayoría de los trabajadores. La jornada del 29-S será una jornada de trabajo más, pues no nos podemos permitir el lujo aquellos pocos españoles que tenemos trabajo de renunciar al mismo para el lucimiento de los caraduras de UGT y CC.OO. Jornada que sólo se verá interrumpida por las coacciones y violencias criminales de los piquetes gansteriles, que ya han ensuciado nuestras ciudades con pintadas en iglesias y lugares públicos. Hacemos una llamada a los trabajadores a no dejarse intimidar por esos cobardes, a plantarles cara y hacer prevalecer el derecho al trabajo, hoy en día casi imposible de practicar merced a la ruina a que nos han conducico el PSOE y sus sindicatos. Después del 29-S habrá que seguir luchando y reivindicando la supresión del actual sistema liberalcapitalista por una economía natural basada en las exigencias cristianas de la justicia social. Pero jamás de la mano de los sindicatos del sistema.