jueves, 5 de mayo de 2011

ETA, por constitucional decisión, presente en las instituciones partitocráticas.


Anastasio "Tasio" Erquicia, sacerdote secularizado, cara visible de la nueva marca electoral de ETA (Bildu) recibe al etarra Joan Aguirre (condenado por tres asesinatos, uno de ellos un niño de 13 años, y nunca arrepentido) a su salida de la cárcel. Era el pasado 3 de mayo de 2011, por si hiciese falta alguna evidencia más del control de la nueva marca electoral por ETA.

Una vez más un órgano político como es el TC se ha impuesto al razonamiento puramente jurídico del Tribunal Supremo. Este órgano político, dirigido por el gobierno, ha declarado la constitucionalidad de las candidaturas de ETA en las próximas elecciones partitocráticas, rechazando las evidencias jurídicas y las irrefutables pruebas que demostraban la extensión de la estrategia terrorista al ámbito político.

Continuará la infamia, la vergüenza y la ignomia de ver a los terroristas y a sus cómplices jaleando los crímenes desde las instituciones, valiéndose de las mismas para recabar fondos e información sobre objetivos, utilizando esos medios para propagar la impune apología del genocidio de los no nacionalistas.

Los carlistas luchamos activamente contra la constitución de 1978 y seguimos denunciando ininterrumpidamente los males que ha generado la misma. Cuando se acabe con este régimen tiránico que establece la constitucional de los brazos políticos de ETA se habrá acabado con ETA.