viernes, 4 de septiembre de 2009

UN HÉROE DE LA HISPANIDAD. In memoriam.


[FAROagencia] Buenos Aires, 2 septiembre 2009. Ha fallecido el Coronel retirado Mohamed Alí Seineldín, héroe de la Guerra de las Malvinas y protagonista de dos asonadas militares al frente de sus "carapintadas", en 1988 y 1990, contra los abusos de los vergonzosos gobiernos que Argentina padecía y sigue padeciendo. En prisión era a menudo visitado por carlistas argentinos, con los que mantenía buena relación.

Nacido en Concepción del Uruguay el 12 de noviembre de 1933, egresó en 1957 del Colegio Militar de la Nación, con el grado de Subteniente de Infantería. Prestó servicios en el mismo Colegio Militar de la Nación y la Escuela de Suboficiales "Sargento Cabral". Tras completar sus estudios en la Escuela Superior de Guerra, le fue otorgado el título de Oficial de Estado Mayor. Fue profesor de esa misma Escuela y jefe de los cursos de comandos del Ejército. Tomó parte en los combates en la Provincia de Tucumán contra los terroristas del "Ejército Revolucionario del Pueblo". Entre 1981 y 1982 fue Jefe del Regimiento de Infantería 25, en Sarmiento (Provincia de Chubut) al frente del cual luchó en la Guerra de Malvinas.

Tras su ascenso a coronel, en 1984, fue Agregado Militar en Panamá. Desempeñó el cargo durante 1985 y 1986. concluido ese período quedó en ese país, a petición de su Gobierno, con el carácter de "Asesor Militar". Desde ese puesto contribuyó a la formación del Ejército de Panamá, iniciando sus Institutos de Formación. Cuando en 1989 los EE.UU. invadieron Panamá y derrocaron al Presidente Manuel Antonio Noriega, el Coronel Seineldín fue el único militar argentino que rechazó públicamente aquella criminal invasión. Su participación en los pronunciamientos militares argentinos tuvo el único objetivo de impedir la disolución de las Fuerzas Armadas, tan afectadas tras Malvinas y la lucha contra la subversión. Buscaba impedir que se cumpliera el plan para la disolución de las Fuerzas Armadas hispanoamericanas, como preconizaba el gobierno estadounidense de George Bush padre.

Desde el 3 de diciembre de 1990 fue internado por 'tiempo indeterminado" en el Penal Militar de Campo de Mayo. Recuperó su libertad el 20 de mayo de 2003. Desde su salida de prisión, la vida pública del Coronel Seineldín fue bastante discreta, con ocasionales incursiones en la arena política. Se mantuvo siempre hostil a la influencia sionista y de los Estados Unidos y al modelo neoliberal y mundialista. Vivió y murió cristianamente.

Se suceden las muestras de pesar por su óbito. S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, quien se encuentra de viaje, ha dado instrucciones a su Secretaría Política para que haga llegar su pésame.

Requiem aeternam dona ei, Domine; et lux perpetua luceat ei.